El Patronato de la Fundación ETEA aprueba las cuentas anuales 2021-22 y analiza los avances en su consolidación como actor académico del Desarrollo

El Patronato de la Fundación ETEA – Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola se reunió el pasado lunes 27 de abril de 2023 en el campus de Sevilla para la aprobación de las cuentas anuales de la entidad correspondientes al ejercicio 2021-2022.

Tal como aparece en la recién publicada memoria de actividades del ejercicio 2021-2022, el Instituto presenta un balance de ejecución de 28 proyectos y consultorías con la participación de cerca de 80 investigadores e investigadoras de la Universidad Loyola y una cifra de 1,2 millones de euros de volumen de fondos gestionados.

Asimismo, la entidad ha mantenido el esfuerzo del año anterior en la reflexión, diálogo y sensibilización en el ámbito del desarrollo con la celebración de 14 espacios académicos y de debate, entre congresos, seminarios, sesiones formativas y eventos.

Consolidando la estrategia como actor académico del Desarrollo

En el marco de la estrategia 2022-2025 del Instituto de Desarrollo, la entidad se enfoca en impulsar propuestas de investigación, innovación y cooperación al desarrollo vinculando a distintas disciplinas y grupos de investigación de la universidad y aprovechando las oportunidades de colaboración con las organizaciones internacionales del desarrollo.

Como complemento a lo anterior, se está apostando también por la participación en consorcios europeos para trabajar en áreas prioritarias de la agenda de investigación institucional.

Finalmente, existe un especial interés institucional por consolidar la extensa trayectoria de colaboración con la región latinoamericana a través del desarrollo e implementación de una agenda de investigación de alto impacto e incidencia en la crisis de Centroamérica. Uno de los hitos en esta línea estratégica se encuentra en la creación de la red académica Iniciativa Centroamérica (Red ICA), que ha arrancado su actividad en el presente ejercicio.