El sector orgánico, a través del Comité Técnico, presenta el Programa Nacional Orgánico, como instrumento clave para potenciar la agricultura familiar en Paraguay

Participantes durante la presentación del Programa Nacional Orgánico

 

Tras una ardua labor, el Comité Técnico de Promoción de la Producción Orgánica (CTPPO), integrado por representantes del sector público y privado, y liderado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) a través del Viceministerio de Agricultura, presentó el Programa Nacional Orgánico (PNO) que es un importante instrumento que contempla planes de acción y proyectos con miras a potenciar la agricultura orgánica en Paraguay, como una forma sostenible e inclusiva de cultivar alimentos, teniendo en cuenta que involucra a productores  de la agricultura familiar campesina e indígena.

El Programa Nacional Orgánico ha sido elaborado en el marco del proyecto “Desarrollo de la agricultura orgánica campesina para la recuperación económica y la reactivación productiva en el contexto COVID 19”, implementado por la Fundación ETEA – Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola y Alter Vida, con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

El Comité espera la aprobación oficial de dicho documento por parte del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), para poder ejecutarlo en un plazo de cinco años con las familias productoras con miras a obtener resultados exitosos y beneficios para las mismas.

El programa fue elaborado a partir de la Ley 3481/08 de Fomento y Control de la Producción Orgánica y de otros instrumentos, como estrategias y planes sectoriales y describe el contexto global y nacional de la producción orgánica.

Asimismo, presenta la justificación, pertinencia y fundamento, respondiendo a los mandatos legales, a las oportunidades y a los desafíos del sector. Propone también lineamientos de actividades en el periodo de cinco años, con una población meta acotada y un presupuesto definido y plantea como resultados esperados la priorización de las cadenas de valor seleccionadas y la cantidad de familias que podrían ser beneficiadas.

La producción orgánica y la agroecológica, además de ser un medio para acceder a mercados diferenciados, es una manera sana y sustentable que tienen las familias productoras paraguayas, de ejercer su derecho a trabajar dignamente dedicándose a esta actividad, en armonía con el ambiente”, dijo Juanita Caballero, del Comité Técnico, durante el acto de la presentación.

La elaboración del “Programa” fue realizada a través de talleres participativos, con miembros del CTPPO; igualmente contempló entrevistas y cuestionarios que fueron aplicados a representantes y referentes de organizaciones, cooperativas y empresas comercializadoras de estos productos.

En resumen, con la aprobación del PNO no solo el sector se verá beneficiado, sino que todo el país, porque ayudará a implementar nuevas estrategias, articulando esfuerzos entre los sectores público y privado y los eslabones de la cadena de valor a fin de disponer con rubros que presenten un valor agregado diferente y atractivo para mercados diferenciados y fundamentalmente que deje ganancias en términos económicos a las familias rurales”, enfatizó Caballero.

Existe mucho espacio de crecimiento para el sector orgánico, en diversidad de productos y volúmenes, como de acceso a nuevos nichos, por lo que con esta iniciativa se pretende una buena coordinación y planificación de los trabajos”, sostuvo.

Por su parte, el viceministro de Agricultura, el Ing. Agr. Jhordan Moisés M. Espínola Collar, felicitó a los productores nacionales que conquistaron exigentes mercados, como la Unión Europea. “La producción orgánica tiene una importancia fundamental para nosotros, ya que genera beneficios económicos, sociales y ambientales. Además, este tipo de productos tienen una alta demanda de consumo, tanto a nivel nacional como internacional. Por eso, nos centraremos en impulsar estrategias para el fomento de este sector de la agricultura”.

La importancia de la producción orgánica

La producción orgánica o agroecológica surge como una alternativa a la agricultura convencional y representa una herramienta enérgica para que la agricultura familiar paraguaya adopte sistemas que conlleven la trazabilidad de sus productos, así como la implementación gradual de las buenas prácticas agrícolas y de manufactura, requisitos para el acceso a los mercados más exigentes de los países desarrollados.

En Paraguay, según los últimos reportes (2019) del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE), la producción bajo régimen orgánico llega a 57.566 ha, que representa el 0,3% del total de superficie destinada a la agricultura en el país. El incremento interanual de la superficie orgánica entre 2018 y 2019 fue de 34,0%. Sin embargo, en los últimos 10 años tuvo un incremento de solo 12,5%, frente a un crecimiento de 102,0 % a nivel mundial, en el mismo periodo (IFOAN & FiBL Organics International, 2021). En nuestro país hay 5100 productores orgánicos.

En Paraguay, según datos de la Red de Inversiones y Exportaciones (REDIEX), en el 2020 se registró exportaciones por valor cercano a 101,0 millones de dólares americanos, lo que representa una disminución del 12,0% respecto al valor de exportación en 2014 (115,0 millones de dólares americanos).

En cuanto a la participación nacional por rubros, tres de ellos representan cerca del 80,0 % de las exportaciones orgánicas paraguayas, donde el azúcar representa más de 50,0%, chía más del 25,0 % y sésamo, con cerca de 5,0%.

Integran la iniciativa la CPROA, sus asociados y otras instituciones, organizaciones de productores, empresas y redes que forman parte del sector ecológico nacional: Paraguay Orgánico, Alter Vida, Asociación de Productores Orgánicos (APRO), Red de Organizaciones Ambientalistas del Paraguay, Red Rural, Pojoaju Asociación de ONGs del Paraguay, Oñoirũ, Makul SA, IGT, Chololó Agroindustrial, La Norteña Ycuamandyyú Cooperativa de Producción Agropecuaria e Industrial, IMO Cert, Frutalia, Eco Agri, Cooperativa Manduvirá Ltda., Cenconori Ltda., Cectec, Carras SRL, Pastoral Social San Pedro del Paraná, la Asociación de Productores Agropecuarios Pojoaju de Yasy Cañy (APAPY) y WWF Paraguay.

Prensa:
Fátima Sosa
fatimasosa@adrimorro.com