Formación en habilidades de comunicación para productores y productoras de café del Occidente de Honduras

La profesora de la Universidad Loyola, Emma Camarero, durante su visita al Occidente de Honduras
  • Una treintena de representantes de pequeñas y medianas organizaciones adquieren conocimientos para incrementar la visibilidad de sus productos y marcas.
  • El proyecto de la Fundación ETEA y la ONG CESAL se desarrolla durante una semana lectiva, con profesores españoles, en la localidad de San Marcos de Ocotepeque.
  • Storytelling, creación de formatos audiovisuales, gestión de redes sociales y relaciones con los medios de comunicación, principales líneas de trabajo.

 

Una docena de entidades del pujante sector del café del Occidente de Honduras ha participado en el programa de formación específica en comunicación para productores convocado por la Fundación ETEA – Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola, y que ha capacitado a distintos perfiles de las organizaciones para liderar los procesos de comunicación de las mismas.

Así, los treinta alumnos del taller se han formado durante una semana intensiva en técnicas de storytelling, grabación y edición de formatos audiovisuales como vídeo y podcast, fotografía ambiental y de producto y gestión de perfiles en redes sociales.

Según la profesora de comunicación de la Universidad Loyola y directora del taller, Emma Camarero «un producto de la excelencia del café de Honduras, que además cuenta con un formidable impacto social y económico en la zona, merece una comunicación solvente y profesional, y quienes mejor conocen las técnicas de cultivo y producción son quienes mejor pueden realizar esa labor».

La profesora Camarero ha resaltado además la mayoritaria presencia femenina en el taller «como evidencia de que la mujer está asumiendo roles significativos en una industria tradicionalmente manejada por hombres, como es la del café, y además se da la circunstancia de que son mujeres jóvenes con una alta capacidad por tanto para desenvolverse en el ámbito de los canales de comunicación».

La edad media de los participantes, de en torno a 25 años, ha sido igualmente uno de los aspectos reseñables del taller, por cuanto garantiza la integración generacional en el sector cafetalero, incorporando además una mentalidad innovadora en lo relacionado con la tecnificación de los cultivos y procesos y la necesaria divulgación de productos e iniciativas de cada uno de los proyectos participantes.

Esa circunstancia ha hecho posible además que se hayan abordado formatos de vanguardia como el podcast, debido al alto coeficiente de penetración con que cuenta entre los sectores más jóvenes de población. Para ello, el director de contenidos de la firma Qwerty Radio, Óscar Gómez, se ha encargado de la formación específica en producción de formatos de audio.

Óscar Gómez (Qwerty Radio) durante una de las sesiones de formación

Trabajo de campo

El diseño del programa de formación incorporó dos jornadas de desarrollo teórico y una jornada de grabación tutelada por los profesores en la finca cafetalera Pashapa, en el municipio de La Labor. Durante esta última, los alumnos registraron material con el que después abordaron sus proyectos prácticos, que elaboraron durante las dos últimas jornadas. Para ello tuvieron que entregar un ‘press kit’ integrado por notas de prensa, archivos de audio y vídeo, fotografías, y post para redes sociales, además de la creación de perfiles en Facebook e Instagram y de un canal de Youtube.

Se da la circunstancia de que muchos de los proyectos han aprovechado la formación para la creación de materiales de comunicación que ya han comenzado a divulgar. Es el caso de la cooperativa Cocafelol —una de las de mayor volumen de la industria cafetalera hondureña— que ha iniciado la producción de un canal de podcast que bajo el título ‘Gente del café’ recoge historias y experiencias de sus socios.

El caso de Yaunera

Como ejemplo de uno de los proyectos que se han integrado en el programa de formación de la Fundación ETEA, cabe mencionar al dirigido por la ingeniera industrial Iris Alvarado, que ha tomado las riendas de la explotación cafetalera familiar para llevarla a una evolución basada en el conocimiento y en las buenas prácticas ambientales y sociales. Café Yaunera decidió erigirse en empresa de servicios múltiples y en el plazo de un año ya ha conseguido asociar a 150 pequeños productores del municipio de San Pedro de Copán.

En palabras del vicepresidente de su junta directiva, Francisco Bertrand, «era esencial dar el siguiente paso mediante la comunicación de nuestro proyecto, y por eso decidimos asistir a esta capacitación, convencidos de que irá en beneficio de nuestros asociados».

Impulso de la competitividad local hondureña

La intervención “Impulso de la competitividad local para la reducción de la pobreza en población vulnerable a través de cadenas de valor, sostenibles e inclusivas, en el Occidente de Honduras” es un convenio AECID implementado por la ONGD CESAL y la Fundación ETEA.

En el proyecto se identifican cuatro cadenas productivas consolidadas (Granos Básicos, Hortalizas, Miel y Café) y otras potenciales emergentes (Agroturismo, Aguacate, Plátano) y se persigue mejorar la productividad, la resiliencia al cambio climático y los procesos de trasformación con mayor valor de mercado. En el marco del convenio, la Fundación ETEA es la responsable de la cadena de valor del café.