La comunidad de la Universidad Loyola celebra el Día del Desarrollo con múltiples actividades y premiando una investigación sobre derechos humanos

El 10 de marzo de 2020 es una fecha para el recuerdo, pues la Universidad Loyola ha celebrado su primer Día del Desarrollo, un hito relevante en la historia de nuestra universidad y que pone de manifiesto la importancia que la institución otorga al desarrollo como uno de los pilares clave de su actividad.

La jornada tuvo lugar en los campus de Córdoba y Sevilla con actividades dirigidas a poner en relieve diversas esferas del desarrollo, abordando en esta ocasión temáticas como la economía circular, el comercio justo, el voluntariado y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre otras.

Una de las actividades centrales fue la celebración del acto de entrega del primer «Premio Universidad Loyola a la Investigación en Desarrollo», un galardón creado para promocionar, poner en valor y difundir la investigación de excelencia realizada en el campo del Desarrollo Humano e Integral, Solidario e Inclusivo y Sostenible.

Premio a una investigación en Derechos Humanos

Daniela González Iza, con su trabajo de investigación sobre «La sociedad civil y la Convención de los Derechos de los Trabajadores Migratorios y sus Familias: alternativas ante su débil consenso», ha sido la ganadora del I Premio Universidad Loyola a la Investigación en Desarrollo, según el fallo del jurado compuesto por: Iliana Olivié, Real Instituto Elcano (presidenta), Mª Isabel Álvarez, Instituto Complutense de Estudios Internacionales (vocal), Jorge Gutiérrez, Hegoa UPV-EHU (vocal), y Francisco Amador, Universidad Loyola (secretario).

El acto de entrega tuvo lugar en el Salón de Actos del Campus de Córdoba de la Universidad Loyola y el diploma del premio fue entregado por Carlos García, Vicerrector de Investigación de la universidad, quien ha puesto el valor el papel de la Universidad como agente del Desarrollo. En el acto estuvieron presentes los miembros del jurado Iliana Olivié y Francisco Amador, además de José Manuel Martín, director de la Fundación ETEA – Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola.

Según declaraciones de la autora, «uno de los objetivos de este trabajo de investigación fue analizar por qué las normas internacionales de protección a los derechos humanos de los migrantes continúan siendo tan débiles, lo cual, en parte, ha dificultado enormemente la aplicación de los mismos.»

Economía circular, clave para la sostenibilidad

Otra de las actividades más relevantes de la jornada ha sido la conferencia «Economía Circular y modelos de negocio», impartida por Francisco Solano Cobos, profesor de la Universidad Loyola, y Miguel Navazo, gerente de Cooperativa Almocafre.

La sesión abordó la necesidad de una transición del emprendimiento y los modelos de negocio hacia la economía circular, aportando algunas claves para enfrentar esta adaptación. En palabras del profesor Solano Cobos, «la economía circular es, más que una tendencia, un requisito a largo plazo en el planteamiento de cualquier modelo de negocio… Las empresas deben aceptarlo como una oportunidad y una ventaja competitiva, adaptándose de manera rigurosa, sistematizada y transparente.»

Por su parte, Miguel Navazo habló de la experiencia de Almocafre, una cooperativa de consumidores de referencia en el contexto cordobés, y del planteamiento circular de su modelo de negocio, destacando «el compromiso de los consumidores con el medio ambiente y la salud de las personas.»

Comercio Justo, una responsabilidad como consumidores

El Comercio Justo también estuvo presente en el Día del Desarrollo en distintos formatos. Durante la mañana tuvo lugar un Desayuno Fairtrade, donde tanto alumnado como personal de la universidad se acercaron a degustar distintos productos como café, chocolate o galletas en el stand instalado en ambos campus. También se ofreció material informativo y merchandising del sello de certificación Fairtrade Ibérica. Además, en el campus de Sevilla se contó con la exposición fotográfica itinerante de Fairtrade Ibérica.

El cartel de la tarde lo ocupó la charla «Comercio Justo y Género: una visión de mujeres productoras en Ecuador», que en el campus de Sevilla fue impartida por María Cecilia Banshuy, de la Organización de Mujeres Indígenas Yurak Sisa, mientras que en el campus de Córdoba se contó con la participación de Lizbeth Pérez y Mariuxi Dolores Silva, Fundación Maquita.

Todo este conjunto de actividades se ha enfocado en concienciar y sensibilizar a la comunidad universitaria sobre la importancia de consumir productos generados y comercializados en unas condiciones justas para las productoras y los productores.

Comprometidos con los ODS y la Agenda 2030

El compromiso con los ODS se manifestó a través de la inauguración en el campus de Sevilla de la exposición fotográfica itinerante de Cruz Roja sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que estuvo complementada con una exposición de infografías sobre las metas de los ODS elaboradas por los y las estudiantes de la asignatura «Análisis de Asuntos Mundiales Contemporáneos» en ambos campus.

El alumnado del Club de Debate Loyola aportó la componente de reflexión al celebrar en Córdoba el evento de exhibición «Debatiendo por los ODS», donde se enfrentaron los O2DS con los anteriores ODM, dejando patente las inquietudes de nuestro alumnado sobre la sostenibilidad del planeta. En Sevilla se organizó la mesa especial de debate «Agenda 2050», que centró la reflexión en los futuros retos de la agenda.

El desarrollo en nuestra universidad

La Fundación ETEA – Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola quiso aprovechar la ocasión para poner en valor la larga trayectoria institucional en desarrollo y cooperación a través de la exposición fotográfica «Retratos del Desarrollo», una muestra de imágenes que recoge instantáneas del pasado y presente de las intervenciones en América Latina y Sudeste Asiático.

Asimismo, la jornada acogió la presentación de la tercera edición del Programa de Prácticas Internacionales en Desarrollo para estudiantes de la Universidad Loyola, coordinado por la Fundación ETEA, el Servicio de Carreras Profesionales y el Servicio de Evangelización y Diálogo.

Un esfuerzo coordinado

Por último, es menester mencionar que el Día del Desarrollo ha sido fruto de un esfuerzo de coordinación de las distintas instancias de la universidad que trabajan en este ámbito: la Comisión de Desarrollo, el Instituto de Desarrollo, el Doctorado en Desarrollo, la Revista de Fomento Social, el Servicio de Evangelización y Diálogo y el Servicio de Cultura.

Y, por supuesto, un especial agradecimiento a las entidades que han colaborado en esta primera edición: Fairtrade Ibérica, Ideas Comercio Justo, Cruz Roja Española, Almocafre y el Área de Cooperación y Solidaridad de la Universidad de Córdoba.

Galería de imágenes