La ingeniería y la investigación para el desarrollo se unen en un proyecto de innovación en el Lago Ypacaraí

Equipo encargado del seguimiento del proyecto a orillas del lago Ypacaraí.

Representantes de la Fundación ETEA y de la Universidad Loyola Andalucía han viajado a Paraguay para hacer una visita de seguimiento al proyecto de innovación para el desarrollo que se está realizando en el lago Ypacaraí desde el pasado mes de marzo.

Con 64 km2, este lago no solo es la mayor fuente de agua embalsada de Paraguay, sino que constituye una pieza clave en la economía de la región, ya que sus aguas sirven para consumo humano, agrícola y también como atracción turística (playa y deportes acuáticos). Sin embargo, desde hace algunos años en el lago han aparecido una serie de brotes de algas que cambian las condiciones del agua, aumentando su toxicidad y provocando daños en el ecosistema del lago, así como riesgos de afecciones hepáticas graves (e incluso letales) tanto en el ganado como en la población de la zona.

La solución propuesta desde el equipo formado por investigadores de la Universidad de Sevilla, el Departamento de Ingeniería de la Universidad Loyola Andalucía, la Fundación ETEA, la Universidad Nacional de Asunción y la Fundación Ayesa, consiste en el aprendizaje cooperativo de una red de Vehículos Autónomos de Superficie. Así lo explicó Pablo Millán, director del Departamento de Ingeniería de la Universidad Loyola Andalucía, en un videoblog de análisis, donde afirmaba que el objetivo de esta investigación será desplegar una flota de vehículos autónomos a través de una red inalámbrica para monitorizar el lago, estudiar el fenómeno y predecir su aparición. Este despliegue deberá ser a su vez adaptativo, puesto que, aunque presuntamente los vertidos de algunas poblaciones circundantes y los derivados de ciertas actividades agrícolas podrían ser los causantes del problema de contaminación, lo cierto es que las características del lago cambian en base a la dinámica del medioambiente.

La innovación tecnológica irá acompañada de actividades de fortalecimiento institucional, capacitación e incidencia con las instituciones locales, sociedad civil y población en general de los municipios que circundan el lago. Se llevarán a cabo procesos de formación, campañas de comunicación y acciones de educación ambiental en los territorios de la cuenca del lago Ypacaraí, con el objetivo de transferir no solo la innovación tecnológica, sino también procurar la capacitación necesaria para que esta iniciativa sea asumida y la población local se apropie de ella y sus efectos perduren en el tiempo.

Seguimiento y propuestas de trabajo

Durante la visita de seguimiento de la Fundación ETEA se revisó la propuesta técnica y presupuestaria con la coordinadora de este proyecto en Paraguay, Sara Ruiz, y personal de la Fundación Alter Vida, nuevo socio que se incorpora al equipo de trabajo para reforzar los componentes de formación e incidencia del proyecto; se conocieron los principales hallazgos de estudios previos sobre la situación del lago, a través de uno de los ingenieros del proyecto; se habló acerca del proyecto con el decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción, Rubén Alcides López; y se consolidó la propuesta técnica de innovación con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), financiadora del proyecto.

Finalmente, el equipo visitó el lago Ypacaraí junto a representantes del Ministerio del Ambiente y Desarrollo sostenible (MADES) para conocer de cerca la problemática del lago y la innovación tecnológica que se está desarrollando. El Ingeniero José Silvero, Director de Hidrología e Hidrogeología del MADES, habló sobre las condiciones que hacen que el lago sufra la contaminación actual, destacando la importancia de instalar plantas de tratamientos de agua como solución a este problema y la necesidad de destinar más recursos económicos a la causa, así como aumentar el número de técnicos capacitados en el país para que se ocupen del manejo de dichas plantas.

Otras actividades de coordinación con instituciones de la Compañía en Paraguay

Durante la misión a Paraguay, María José Vázquez, investigadora de la Fundación ETEA-Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola Andalucía, tuvo la oportunidad de conocer la labor de la Compañía de Jesús en Paraguay en el ámbito del desarrollo. Mantuvo una sesión de trabajo con Galo Bogarín, director de programas de la Fundación Jesuitas del Paraguay, y con Milcíades González SJ y Blasida Cardozo, director y coordinadora de Programas, respectivamente, del Centro de Estudios Paraguayos Antonio Guasch (CEPAG). La reunión permitió detectar muchos puntos de encuentro y confluencia en las actividades de las instituciones paraguayas y españolas, que se espera que fructifiquen en nuevas propuestas de trabajo conjunto en un futuro próximo.