Las misiones en República Dominicana y su búsqueda del desarrollo inclusivo y sostenible de los territorios rurales

Taller durante una de las misiones en Barahona.

 

La Fundación ETEA-Instituto de Desarrollo ha iniciado con ilusión el proyecto de intervención en Pedernales y Barahona, dos provincias del suroeste de República Dominicana. Desde el pasado mes de febrero, la entidad ha llevado a cabo tres misiones de fortalecimiento de la gobernanza para el desarrollo inclusivo y sostenible de los territorios rurales de ambas provincias. La mejora de las condiciones de política pública para el desarrollo rural territorial, la creación de empleo estable y de calidad, y la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres son algunos de los principales objetivos que se pretenden alcanzar gracias a este proyecto.

Problemas a abordar

Ubicados en la región más pobre del país, los territorios objeto del proyecto cuentan con un bajo índice de desarrollo y un alto porcentaje de población que habita en núcleos rurales. El 54,1% de los hogares en Pedernales son pobres, lo que convierte a esta provincia en la segunda más pobre de República Dominicana. En el caso de Barahona, el 53,2% de los hogares son pobres. Estos índices de pobreza tan elevados, ligados a las distancias a las que se encuentran estas provincias de la capital del país y a las malas comunicaciones, han influido en su bajo desarrollo.

En este contexto, el desarrollo rural territorial (DRT) puede ser adecuado para avanzar y crecer social y económicamente. Por eso, las acciones se han encaminado a fortalecer la gobernanza para el desarrollo inclusivo y sostenible, impulsando la implicación de los actores locales en su propio desarrollo, la creación de empleo, enriqueciendo la formación, capacitando a técnicos, brindando asistencias técnicas, apoyando la mejora de los servicios públicos y, en general, planificando el desarrollo rural territorial fortaleciendo la institucionalidad y el  compromiso social.

Inicio del trabajo con los actores locales

Durante la primera misión, se presentó e inició el proyecto, dándolo a conocer entre los actores locales de los tres territorios y las autoridades de las dos provincias, e involucrando a un gran número de representantes de las organizaciones locales.

Tras la presentación, tuvieron lugar varias reuniones con los actores locales, lo que permitió comenzar a diseñar un plan de desarrollo y a impulsar las instituciones público-privadas intermunicipales. Además, se llevaron a cabo talleres de capacitación  y planificación con el equipo técnico del Ministerio de Agricultura, en los que se evalúa el trabajo realizado y los resultados de cada misión.

En cada período de trabajo con los actores locales  se realizan acciones tanto a nivel nacional como territorial. En el ámbito nacional se organiza la logística de las actividades junto al Ministerio de Agricultura y se comparte con las instituciones sectoriales nacionales el contenido y los avances del proyecto. A su vez, las acciones en Barahona y Pedernales permiten avanzar en la formulación de los planes de desarrollo rural territorial con el apoyo de los técnicos del Ministerio de Agricultura y de los actores locales, y promoviendo y fomentando la implicación  de los representantes de las organizaciones comunitarias en las actividades.

El camino a seguir

Este proyecto persigue a través de la actuación en las provincias de Pedernales y Barahona tener una incidencia en la formulación de una política pública para el desarrollo de los territorios rurales del país. En segundo lugar pretende ejemplificar cómo, con la implicación de los actores locales organizados en una alianza público-privada local, es mucho más fácil y eficaz la implementación de políticas sectoriales encaminadas a la inclusión social, a mitigar los efectos del cambio climático, a alcanzar la igualdad de género y a poner en marcha iniciativas económicas y sociales por parte de los propios actores locales. Finalmente, el proyecto persigue que, compartiendo las lecciones aprendidas, se haga visible el fortalecimiento de la gobernanza para el desarrollo inclusivo y sostenible de los territorios rurales de Pedernales y Barahona, y que su ejemplo contribuya a la gobernabilidad democrática, crecimiento inclusivo y sustentable rural en la República Dominicana.