La importancia de las religiones en el desarrollo y la libertad individual

El profesor Ignacio Sepúlveda durante su intervención en el seminario

El profesor en Filosofía Moral y Política, Dr. Ignacio Sepúlveda, explicó el pasado 23 de abril en el VII Seminario Abierto y Permanente de la Comisión de Desarrollo de la Universidad Loyola Andalucía cómo las religiones han jugado un papel fundamental en el desarrollo de las sociedades y cómo continúan siendo elementos de cambio a través de su influencia en el desarrollo personal.

Coordinado por la Comisión de Desarrollo, el Vicerrectorado de Investigación y la Fundación ETEA-Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola Andalucía, este seminario se ha centrado en “El sentido trascendente de la vida y la cultura propia en el desarrollo”, ahondando así en la importancia de la espiritualidad para asumir la identidad de uno mismo y cómo esto puede repercutir de manera positiva en el espacio público. “El desarrollo no puede generarse de espaldas a la propia identidad”, comentaba Sepúlveda, que actualmente investiga temas relacionados con las religiones en el espacio público, el islam en la sociedad española, las religiones y su impacto en las relaciones internacionales.

La ponencia aborda un tema esencial dentro de la visión institucional del desarrollo de la universidad. La espiritualidad, la necesidad de trascender y el sentido de la vida cobran protagonismo a la hora de enfrentar los desafíos del desarrollo sostenible, y ahí es donde intervienen las religiones pues éstas consiguen transmitir valores que calan en todos los estratos sociales. Tal y como explicaba Sepúlveda, “las religiones ofrecen condiciones de posibilidad para generar libertad, algo necesario para que la libertad positiva sea real.”

Una nueva herramienta de educación para el desarrollo

Dentro de esta séptima edición, el Dr. Eduardo Ibáñez, profesor de la Universidad Loyola Andalucía, presentó el proyecto “Aprendizaje Servicio Universitario como herramienta de educación para el desarrollo”, una iniciativa que pretende promover la adquisición de conocimientos y el servicio a la comunidad, generando el desarrollo de competencias sociales y cívicas, especialmente en el ámbito de la educación superior.

La Fundación ETEA-Instituto de Desarrollo, Claver-SJM, Intered y Entreculturas colaboran para llevar a cabo esta propuesta que aboga por un acercamiento de los alumnos de primeros cursos en grados universitarios a experiencias de Aprendizaje Servicio; concretamente se busca su implicación en las actividades de las ONGD del tejido asociativo andaluz. El objetivo final es formar a personas competentes en el ámbito profesional y con conciencia crítica, para que sean conscientes de la realidad social y persigan una transformación y desarrollo globales.